SCHOLPP agrupa sus competencias en electricidad en Erfurt

creado por SCHOLPP

El grupo empresarial SCHOLPP, la empresa líder en montaje industrial en Europa, agrupará sus competencias internas en electricidad en la capital del Land alemán, y con ello seguirá invirtiendo en la ampliación de la sede de Turingia. Desde el otoño de 2018 se asentarán en Erfurt partes sucesivas de la empresa que vienen de Hesse y Sajonia. Con ello, no solo vuelven a su lugar de origen los trabajadores desplazados de SCHOLPP, también la técnica y existencias en almacén se ubicarán en el futuro en Stotternheim.

El núcleo aumentado del equipo de Turingia crea una sólida base para seguir desarrollándose como empresa. Bajo la dirección del jefe de la sede de Turingia, Kai Kretzer, este centro llegará así al umbral de facturación de 10 millones de euros y el número de empleados superará el centenar. «Muchos puestos interesantes están pendientes de cubrir», informa Kretzer. Se piden sobre todo competencias en planificación eléctrica y construcción, aunque también hay vacantes en cálculo, liquidación y gestión de almacén.

La búsqueda de personal se centra, no obstante, en personal técnico para intervenciones locales y en todo el mundo. No se trata solo de electricistas, mecánicos industriales o especialistas en mecatrónica. También el personal de otras áreas que esté interesado en la técnica y con habilidades manuales podría encajar. «Abarcamos casi todo», comenta el jefe de la sede con una sonrisa «y un cerrajero se convierte, gracias a nuestros talleres de formación continua de Erfurt, en un verdadero "mago industrial"». Gracias a la experiencia y conocimientos adquiridos en los proyectos, con el tiempo se puede compensar la falta de formación.

Cada año SCHOLPP lleva a cabo más de 7000 proyectos de montaje y traslado en todo el mundo. En ellos, las actividades regionales juegan el mismo papel que los trabajos suprarregionales e internacionales. Con un número de sedes en toda Alemania que ya llega a 16, no solo se quiere estar cerca de los clientes, sino también aumentar el beneficio para los empleados y que los mismos trabajen cerca de donde viven. Con esta estrategia, en la sede de Erfurt se van a crear a largo plazo más de 70 puestos nuevos, para ser un socio fiable para la industria en Turingia y estar a la altura de los crecientes requisitos de mercado, incluyendo el mercado laboral.

«Somos conscientes de que nuestros jóvenes no pueden andar los 365 días del año de aquí para allá, por todo el mundo», aclara el gerente Steffen Kühn sobre las exigencias particulares del sector del montaje. Pero con un total de 1200 empleados en todo el mundo, la amplia cobertura de plantillas permite en todo momento hallar un compromiso para satisfacer las exigencias empresariales, y a la vez tener en cuenta las obligaciones personales de cada uno.

Las intervenciones prolongadas en el extranjero tienen (además del atractivo financiero) un seductor efecto lateral. «Quien se desplaza por el mundo con nosotros, debe tener siempre la oportunidad de conocer la gente y el país», afirma Steffen Kühn. Porque después de cada exigente jornada de trabajo siempre hay suficiente tiempo libre para bañarse en las playas de Florida o de Malasia, o para pescar en los islotes de Noruega. «Con el lema "Con Scholpp en el mundo" en el futuro daremos más información en nuestros canales digitales sobre esta cara alternativa del montaje», dice el gerente, también para acabar con prejuicios injustificados.

Volver