Una tendencia del sector: las soluciones «llave en mano»

creado por SCHOLPP

Los fabricantes y proveedores de máquinas están obligados cada vez más a actuar como contratista general en la asignación de encargos por parte de productores y procesadores industriales, sobre todo los fabricantes de equipos originales (OEM) en la industria automovilística y otras áreas de alta tecnología. Los fabricantes de máquinas no solo deben suministrar máquinas e instalaciones, sino realizar líneas de producción completas y listas para la puesta en marcha. Estas soluciones llave en mano están muy demandadas. Los OEM trasladan así una gran responsabilidad a sus proveedores técnicos.

Las exigencias por tanto no se limitan a: Entregar en un año y medio 180 máquinas, más 200 instalaciones destinadas a la periferia técnica y el flujo de material. El pliego de condiciones exige aún más: Coordinar el suministro y colocación de máquinas, preparar las superficies de descarga y almacenes temporales, posicionar y generar operatividad. Y todo ello en combinación con una cifra imponente: 1000 cargas de camión de por el lado tecnológico.

Soluciones «llave en mano»: unas grandes exigencias para fabricantes de máquinas

Por si no fuera suficientemente difícil diseñar, producir y suministrar máquinas rentables de alta tecnología, el fabricante de maquinaria debe asumir otros servicios: Colocar, montar y poner en funcionamiento las máquinas, ocuparse antes de la planificación y logística, armonizar las geometrías de la nave y de la producción, integrar bien la alimentación y cintas transportadoras en el flujo de material.

El montaje completo, lo que incluye la cadena de transporte y servicios asociados, supone un gran desafío sobre todo para empresas de tamaño medio: El fabricante de maquinaria no dispone de suficiente personal, competencias logísticas o equipamiento para colocación; o no puede ponerlos a disposición exclusiva en el plazo que marca el promotor.

SCHOLPP asume la responsabilidad de toda la cadena de transporte y logística de obras

«Para una función como la de contratista general hay que prepararse durante años, no se puede improvisar de repente», comenta Götz Schleith, Jefe Regional de SCHOLPP y responsable del suroeste de Alemania. Pero las empresas medianas tampoco deben tener miedo de los pedidos complejos de gran alcance. Ya que los socios como el proveedor de servicios industriales SCHOLPP pueden asumir los servicios que uno no puede abarcar.

La coordinación de plazos, la preparación de superficies de descarga y los almacenes temporales, la descarga, colocación y transporte transversal correctos, el posicionamiento y orientación final: SCHOLPP asume todos los servicios de la cadena de transporte y logística de obras en este proyecto «llave en mano».

El beneficio para el promotor no solo se vio en el resultado final, la instalación completa de las líneas de producción y el equipamiento de las naves en toda la obra. «SCHOLPP mantiene personal in situ de forma permanente durante el proyecto, operativo en todo momento, sin importar el número de transportes con máquinas que lleguen y cuándo lo hagan», dice Götz Schleith sobre la logística. Así se pueden respetar los plazos y se controlan con eficacia todas las tareas del proyecto. Los profesionales del fabricante de maquinaria se concentran en sus competencias clave en la fabricación, elaboración y puesta en servicio de las máquinas.

La gestión de proyectos como clave del éxito

«Los fabricantes de maquinaria se benefician de las capacidades logísticas, tecnologías de colocación y experiencia en montaje de SCHOLPP, al compartir con nosotros la condición de contratista general en proyectos complejos de solución llave en mano», valora retrospectivamente Götz Schleith. SCHOLPP pudo así liberar recursos del fabricante de maquinaria en la gestión de proyecto. De esta forma SCHOLPP no solo gestionó las cargas de camiones con los suministros de maquinaria, también se ocupó de 1000 detalles: desde la medición de cimientos al ajuste final. «Todo eso es preciso para cumplir los plazos y lograr la puesta en marcha de forma ordenada y profesional», resume Götz Schleith.

Volver