Colocación de un cajero automático

Maniobras milimétricas para un complejo proyecto regional de instalación

Una ventana como el ojo de una aguja: La empresa bks Rabe GmbH de Chemnitz es suministradora y proveedora de servicios de cajeros automáticos y sistemas de pago fabricados por sus empresas asociadas. Frecuentemente, los cajeros automáticos no se pueden transportar hasta su ubicación definitiva correspondiente (organismos oficiales, edificios públicos, bibliotecas) a través de un itinerario «normal». Precisamente para estos complicados proyectos de transporte y montaje, existe desde hace muchos años una estrecha colaboración con SCHOLPP. En este caso, se trataba de transportar un cajero automático al interior de una oficina de matriculación de vehículos en Turingia. La única abertura del edificio que servía para tal fin era una de las ventanas.

La primera tarea del equipo de SCHOLPP al recibir este encargo fue recoger el cajero automático del tipo MaxyPay en las instalaciones de bks Rabe en Chemnitz, y transportarlo en camión hasta Mühlhausen. A primera vista, no parece que introducir en el edificio un cajero automático de casi 1,5 toneladas y 1,9 metros de altura suponga ningún problema. No obstante, cuanto más complejas son las condiciones de espacio en el lugar de instalación, más elevadas son las exigencias para nuestros instaladores.

SCHOLPP cuenta con muchos años de experiencia en la introducción y retirada de dichos sistemas de pago y cajas registradoras en estrechos edificios administrativos, comerciales o financieros. Los instaladores siempre tienen que enfrentarse a situaciones complejas. A menudo, debido al reducido espacio que ofrecen las aberturas del edificio o el propio interior del edificio, se requieren soluciones de introducción especiales, como brazos de grúa de gran longitud o pórticos de aluminio con gran capacidad de carga.

La introducción de este cajero automático solo podía efectuarse a través de una ventana, utilizando una carretilla elevadora. La puerta de entrada del edificio y la escalera eran demasiado estrechas. Primero hubo que tumbar el cajero automático para poder maniobrar con él a través de la ventana. Solo se pudo volver a enderezar cuando ya se encontraba en el interior de la oficina de efectivo del edificio. Para ello, los instaladores de SCHOLPP utilizaron un pórtico de aluminio de pequeño tamaño, pero con mucha capacidad de carga. Para todas las labores de transporte transversal se utilizó un carro de montaje con remolque.

Volver a la lista

Descripción rápida
Cliente:

bks Rabe GmbH

Industria:

Construcción de maquinaria

Tipo de proyecto:

Proyectos regionales

Tarea:

Colocación de un cajero automático (peso aprox. 1,5 t, dimensiones: 1,9 x 0,9 x 0,9 m) en un organismo público

Técnica empleada:

Carretilla elevadora (6 toneladas), pórtico de aluminio, grúa de carga, equipo de montaje

Peculiaridades:

Introducción a través de una pequeña abertura del edificio (ventana)

Interlocutor:

¿Tiene alguna pregunta en concreto sobre este proyecto? Si es así, puede ponerse en contacto aquí con nosotros.