Excelencia en el montaje pesado

El escenario era una de las fábricas de papel más grandes de Alemania. El mes de noviembre de 2019 guardaba un reto especial para SCHOLPP. Había que montar dos enormes depósitos tipo tambor de la empresa tecnológica VOITH en las instalaciones de Progroup AG en Sandersdorf-Brehna: un tambor de clasificación de 23 metros de largo y 85 toneladas de peso y un tambor triturador de 50 metros de largo y 235 toneladas de peso. Una tarea ante la que incluso los especialistas más destacados mostraban máximo respeto.

La solución de montaje no esperaba guardada en un cajón. Fueron necesarios varios meses de intensos análisis y una detallada planificación técnica, así como todo tipo de soluciones y gran cantidad de tecnología especial.

El tambor de clasificación, de menor tamaño, fue el primer elemento que se introdujo en la nave, en la que había una grúa que se hizo cargo de él. A él se acoplaron un travesaño para cargas pesadas especialmente configurado, grilletes y eslingas redondas, con tolerancias mínimas. A continuación, la grúa se ocupó de levantar las 85 toneladas de peso a una altura de 10 metros.

El equipo tuvo que concentrarse al máximo para llevar el tambor despacio y con precisión a lo largo de un trayecto de 60 metros hasta depositarlo sobre su apoyo. En esta hazaña jugo un papel decisivo su dilatada experiencia en el desplazamiento de las cargas más pesadas. Cada miembro del equipo sabía lo que tenía que hacer.

Desplazamiento en tándem con la grúa de nave y el equipo elevador

Pero esto era solo el calentamiento. El equipo todavía tenía ante sí un reto aún mayor. Más grande todavía, más pesado todavía: los requisitos que planteaba el tambor triturador de 50 metros de largo. Dada su longitud y el enorme peso de 235 toneladas, fue necesario combinar diferentes tecnologías de izado. El tambor debía permanecer equilibrado en todo momento y los dispositivos de izado debían estar absolutamente sincronizados. Para esta tarea, los instaladores de SCHOLPP necesitaban equipos de tamaño XXL: unas inmensas eslingas redondas para cargas pesadas de 100 toneladas; adicionalmente, unos gigantescos grilletes capaces de soportar pesos de hasta 120 toneladas.

Calma tensa, último vistazo de comprobación. La grúa móvil y la grúa de nave elevaron el tambor para que pudiera salir el vehículo para cargas pesadas. A continuación, se izó hasta la altura de marcha, comprobando continuamente la posición y la inclinación. Con total seguridad y la máxima delicadeza, el operario de la grúa maniobraba con el tambor pegado al canto de derecho de la abertura de la nave. Del siguiente paso se encargó un equipo elevador hidráulico. Pese a su aspecto compacto, no deja de ser una máquina robusta con un peso de hasta 620 toneladas. Esta vez, la carga no estaba suspendida —como suele ser el caso— debajo de las vigas, sino, dada la gran altura de montaje, sobre las vigas testeras en unos caballetes especiales.

El desplazamiento en tándem con la grúa de nave y el equipo elevador durante un trayecto de 20 metros tuvo que realizarse con un ángulo de inclinación previamente especificado. Las velocidades de marcha estuvieron absolutamente sincronizadas en todo momento. Aquí solo podían intervenir operarios experimentados. El emplazamiento final sobre los apoyos de rodillos se realizó con 1 grado de inclinación. La colocación en horizontal no representó ningún problema, ya que el equipo elevador, dada su flexibilidad, acompañaba cualquier mínimo movimiento, por lo que el tambor aterrizó de forma limpia y controlada.

Llevando tambores enormes - ensamblajes de alta resistencia de SCHOLPP
Llevando tambores enormes - ensamblajes de alta resistencia de SCHOLPP
Llevando tambores enormes - ensamblajes de alta resistencia de SCHOLPP
Llevando tambores enormes - ensamblajes de alta resistencia de SCHOLPP
Llevando tambores enormes - ensamblajes de alta resistencia de SCHOLPP
Llevando tambores enormes - ensamblajes de alta resistencia de SCHOLPP
Llevando tambores enormes - ensamblajes de alta resistencia de SCHOLPP

Volver a la lista

Descripción rápida
Cliente:

J.M. Voith SE & Co. KG, Heidenheim

Industria:

Embalajes

Tipo de proyecto:

Proyectos regionales

Tarea:

Colocación de un tambor de clasificación (23 m de largo, 85 t de peso) y un tambor triturador (50 m de largo, 235 t de peso) en una fábrica de papel

Técnica empleada:

Equipo elevador hidráulico TG 620, que consta de 4 soportes hidráulicos y 2 carriles de 30 m, así como de vigas longitudinales y transversales; travesaño de 14,50 m de largo y 4 grilletes para 120 t; diversos cables de acero y bandas flexibles con una capacidad de carga individual de 102 t/caballete de apoyo

Interlocutor:

¿Tiene alguna pregunta en concreto sobre este proyecto? Si es así, puede ponerse en contacto aquí con nosotros.