Transporte de automóviles clásicos de gran valor

Retirada y colocación de vehículos históricos en un centro de clientes

Gran puesta en escena en la sala de exposiciones: a SCHOLPP le gusta trabajar para la marca de vehículos más antigua del mundo. Sin embargo, esta vez no se trataba de transportar máquinas y líneas de producción, sino una pieza de coleccionista muy especial: un Mercedes-Benz del año 1923. Esta joya de automóvil se encontraba en la sala de exposiciones del centro de clientes de Mercedes-Benz en Bremen. Dado que se iba a renovar la exposición, se encargó a SCHOLPP que retirara este clásico con muchísimo cuidado y que colocara otro vehículo en la exposición.

Este automóvil clásico es un testigo de excepción de la historia automovilística alemana. Se trata de un Mercedes presentado en 1921 en la feria del automóvil de Berlín, que, junto con el modelo 6/20 CV de 1,6 litros, anunció el inicio de la era de los compresores para la sociedad Daimler-Motoren-Gesellschaft. Paul Daimler, hijo de Gottlieb Daimler, había diseñado estos vehículos tras numerosos experimentos. La fabricación en serie comenzó en 1923. Con 2,6 litros de cilindrada y un motor de 4 cilindros en línea de 60 CV refrigerado por agua, alcanzaba una velocidad máxima nada desdeñable para la época de 110 km/h a 2800 r.p.m.

Para transportar con delicadeza un automóvil histórico de tantísimo valor desde la planta superior del concesionario hasta la planta baja y sacarlo al exterior, se requería un cuidado especial. Por medio de cuatro polipastos de cadena eléctricos, los montadores fijaron una plataforma para cargas pesadas a un andamio de aluminio con puntales de husillo de titanio de gran resistencia. La plataforma se podía desplazar y ajustar sobre travesaños con ayuda de carros de grúa. Al mover este automóvil clásico de cerca de dos toneladas, se puso especial cuidado en mantener el equilibrio tanto durante el izado desde su posición de partida como en el descenso hasta la planta baja, ya que el peso no estaba distribuido de forma simétrica sobre la plataforma debido al diseño del vehículo. Esta labor se vio facilitada por los polipastos de cadena eléctricos controlados de manera sincronizada.

El transporte transversal en el interior del edificio y la salida al exterior se llevaron a cabo empleando la fuerza humana y sirviéndose de rodillos de marcha suave para cargas pesadas. Para proteger el valioso revestimiento del suelo del centro de clientes, se colocaron tableros de fibras de alta densidad. Después de que el equipo de SCHOLPP hubiera sacado este automóvil clásico, se utilizó el mismo procedimiento para colocar un nuevo vehículo en la sala de exposiciones.

Volver a la lista

Descripción rápida
Cliente:

Mercedes-Benz Kundencenter Bremen

Industria:

Automóvil

Tipo de proyecto:

Proyectos regionales

Tarea:

Retirada de un automóvil clásico de la sala de exposiciones del centro de clientes

Técnica empleada:

Andamio de aluminio con puntales de husillo de titanio, plataforma para cargas pesadas, polipastos de cadena eléctricos sincronizados (2000 kg, 10 m de carrera), plataforma de trabajo, carretilla elevadora, rodillos para cargas pesadas, carro de montaje

Peculiaridades:

Elevación y descenso sincronizados de cargas asimétricas, mercancía valiosa y delicada

Interlocutor:

¿Tiene alguna pregunta en concreto sobre este proyecto? Si es así, puede ponerse en contacto aquí con nosotros.